Videojuegos, lo Bueno, lo Malo y lo Feo (II parte)

Publicado por 3 comentarios
Ahora hablemos de aquellos aspectos a los cuales debemos los padres poner atención para que los videojuegos no se conviertan en un problema en la formación de nuestros hijos.

Ver Videojuegos, lo Bueno, lo Malo y lo Feo (I parte)

Lo Malo de los Videojuegos
  • Pueden crear adicción. Quizás la principal razón por la cual muchos padres llegamos a resentir el uso de los juegos en vídeo es porque notamos que crea rápidamente adicción en nuestros niños. Es muy fácil ver cómo la emoción, los efectos audiovisuales y los retos hacen que nuestros hijos quieran más de esto. Nosotros como padres nos sentimos preocupados porque percibimos que los pequeños no tienen límites para el uso de sus videojuegos.
    Recuerda justamente que son niños y por tanto, ellos jamás tendrán el criterio adecuado para decidir cuánto tiempo es conveniente jugar. Esto sin embargo tiene una solución sencilla y consiste en establecer ciertas reglas como las que describimos más adelante.
  • Pueden desarrollar agresividad. Otro de los aspectos negativos si no se tiene el cuidado de filtrar adecuadamente el tipo de juego, es que pueden desarrollar agresividad en el niño, especialmente si se utilizan juegos de peleas y violencia. Estudios realizados demuestran que los niños expuestos a juegos que involucran armas, sangre o violencia, provocan reacciones agresivas en ellos para con sus hermanos y amigos.
  • Promueven la flojera en el niño. El uso excesivo de las consolas puede promover la flojera, pasividad y la extrema comodidad y pereza en los jóvenes con la consecuente reducción de sus habilidades físicas. De allí que es importante combinar adecuadamente el uso de videojuegos con otras actividades de entretenimiento.
Lo Feo de los Videojuegos
  • Juegos inapropiados. Dentro de la gama de juegos existentes, encontrarás que existen juegos muy buenos, educativos, interesantes y divertidos, pero al mismo tiempo, también lamentablemente también hay muchos juegos con conceptos negativos basados en peleas, violencia, lenguaje obsceno, apuestas y hasta sexo. De allí que es muy importante que como padres nos tomemos el tiempo y la responsabilidad de examinar y verificar la clase de contenido que incluyen los juegos que usan nuestros hijos.
Finalmente, una forma muy saludable de manejar el uso de esta clase de entretenimiento es observando en casa algunas reglas y desde luego, hacer que se cumplan. Estas son algunas sugerencias:

Reglas para Jugar
  1. Establece un tiempo definido para jugar que puede ser 1 hora, 2 horas al día o bien 5 horas máximo a la semana.
  2. Establece horarios o días específicos para jugar que podrían ser fines de semana de acuerdo a tu mejor criterio.
  3. Establece condiciones como: “solamente después de tareas terminadas”, “solo si tienes buenas notas en el colegio”, que sirvan como incentivo para un mejor rendimiento escolar.
  4. Verifica siempre la clasificación de los juegos y el contenido de los mismos a fin de filtrar adecuadamente lo que deseas que tus hijos puedan o no jugar.
  5. Sé muy firme si observas conductas inapropiadas como agresividad o riñas constantes. Suspende inmediatamente al niño la posibilidad de jugar si acaso su comportamiento esta fuera de control.
  6. Ocasionalmente siéntate a jugar (videojuegos) con tus hijos. Esto te permitirá empatizar y descubrir un poco mejor su mundo gamer.

Otros temas de interés para la formación de tus hijos:

Videojuegos, lo Bueno, lo Malo y lo Feo

Publicado por 0 comentarios
Si hay algo que atrae la atención y el gusto de niños y adolescentes, son los videojuegos.
Indudablemente son un medio de entretenimiento que no podemos negar, es bastante atractivo y que de alguna manera cautiva y embelesa a nuestros hijos.

Pero, ¿son buenos o malos los videojuegos? Hay varias posturas al respecto y conozco incluso padres que han prohibido al 100% a sus hijos el uso de estos aparatos por considerarlos una total pérdida de tiempo.

Así pues, analizaremos hoy los diferentes aspectos relacionados con este tema desde los distintos puntos de vista, de tal manera que al finalizar la lectura, puedas tener un criterio más balanceado para decidir cómo manejas con tus niños el uso de los videojuegos.

Lo Bueno de los Videojuegos
No todo es necesariamente malo acerca de los juegos en vídeo. Así pues permíteme hablarte de algunas de las características positivas que puedes considerar de estos:
  • Desarrollan habilidades psicomotoras en el niño. Estas son habilidades importantes en tus hijos que muchas veces la escuela no alcanza a desarrollar con total efectividad. Es un hecho comprobado que los jóvenes que han utilizado videoconsolas, son mucho más sagaces físicamente, mentalmente más ágiles y pueden resolver con mayor facilidad problemas complejos. Esto, si te das cuenta es el resultado de un hábito que desarrollan muchos videojuegos que consiste en resolver problemas para lograr algo y pasar al siguiente nivel.
  • Perseverancia. Los gamers o “jugadores expertos” suelen desarrollar el hábito de ponerse metas y trabajar hasta lograrlas, teniendo siempre la sensación que después de lograr una meta, inmediatamente viene otra de mayor dificultad y “gloria”. Y en el proceso, desarrollan además la facultad de no rendirse pues en un videojuego, tienes que intentarlo una y otra vez hasta lograrlo para poder obtener las recompensas deseadas.
Como puedes ver, solo estas dos características aportan mucho valor a la formación de tus hijos siempre que puedas aprovecharlas permitiendo el uso de los juegos correctos y considerando otras recomendaciones que encontrarás al final de este artículo.

Ver segunda parte:Lo malo y lo feo de los videojuegos.

Otros temas para formar hijos exitosos:

Cómo Mejorar La Autoestima en el Niño

Publicado por 0 comentarios
Hay varias explicaciones científicas para definir la autoestima. Sin embargo te daré una muy simple y fácil de comprender. Autoestima es justamente la capacidad de cada persona de amarse y valorarse a sí mismo a pesar de cualquier desventaja que pueda tener o que se le haya presentado en la vida.


Es el sentido de valor que todo ser humano tiene por el simple hecho de haber sido formado a imagen y semejanza de Dios, único e individual.

Tener una buena autoestima o por lo menos una autoestima sana es importante para todo niño. Es importante porque de ello depende su rendimiento y su éxito en la vida madura en todo lo que concierne a sus propósitos personales. Ya sea en lo familiar, profesional o en cualquier otro ámbito de su vida, contar con una buena autoestima le permitirá desenvolverse mejor y alcanzar con éxito los objetivos que se proponga.

Lamentablemente muchos niños llegan a la edad adulta careciendo, sin saberlo, de esa buena autoestima. Así que como padres tenemos la enorme responsabilidad de formarla en ellos de tal manera que les fortalezca para enfrentar el futuro. Estos son algunos consejos:
  1. Jamás compares a tus hijos con sus hermanos y mucho menos con otros niños. Las comparaciones son innecesarias, absurdas y no contribuyen en nada a la formación de tus hijos porque cada persona es individual y distinta a las demás.
  2. Nunca digas a tus hijos palabras ofensivas, obscenas o denigrantes. No hay razón alguna que justifique herirles. (Ver Palabras de Bendición para tus Hijos)
  3. No condenes los pequeños errores que cometen haciéndoles sentir tontos o inútiles. Ellos deben aprender a ver los errores como algo natural en el ser humano y una oportunidad para el aprendizaje. ¿o acaso, los adultos no cometemos errores?
  4. Reconoce sus logros positivos y resalta sus talentos y sobre todo su esfuerzo y perseverancia.
  5. Demuestra siempre tu amor incondicional. Hazle sentir a tus hijos que valen mucho para ti, no por lo que hacen o dejen de hacer, sino por quienes ellos son.
Especialmente me encanta este último punto pues es la mejor fórmula para construir una gran autoestima en niños y jóvenes pues no dependerán de sus actos para sentirse valorados. Desde luego, sus actos tienen consecuencias y los malos actos deben ser corregidos con disciplina y amor. Pero ese, es otro tema….

Más consejos para formar hijos exitosos:

Tu Cónyuge NO es tu Competencia

Publicado por 8 comentarios
En la primera parte de este post hablo acerca de la fragilidad del matrimonio y de cómo ello afecta la seguridad emocional de tus hijos.

La reflexión pretende hacernos un llamado a considerar lo fácil que es destruir un hogar y nos llama a luchar por hacer viva la promesa de "amarnos para siempre".

Desde luego, cuando hablo de temas como este nunca falta quien me escriba para reclamar que estos son conceptos "del siglo pasado" o bien "pasados de moda". Aún así, elijo seguir creyendo en los hogares fuertes y estables, conformados por hombres y mujeres temerosos de Dios que saben que luchar y mantener el compromiso es de alto valor para la sociedad y especialmente para sus hijos.

Hay muchas razones por las que un matrimonio se debilita, sin embargo, buscando algunas de las más comunes encuentro una de las más destructivas y devastadoras: la competencia entre cónyuges.

Tal vez sea la mentalidad de escasez o por vivir en un sistema moderno en la que aparentemente tienes que competir para "obtener lo que tienes", pero este es un mal que afecta a las parejas y destruye sin numero de hogares cada año.

  • ¿Quién administra el dinero?
  • ¿Quién manda en casa?
  • ¿Quién es la autoridad (o la última palabra)?
  • ¿Educamos a los niños a mi modo o al tuyo?
  • ¿Mis principios o los tuyos?
  • ¿Mis valores o los tuyos?
  • ¿De quién aceptamos consejos de tus padres o de los míos?
  • ¿Quién trabaja, quién no?
Y un sin fin de cuestionamientos como estos que posiblemente al inicio del matrimonio eran simples dudas comunes pero que con el tiempo se vuelven zonas de conflicto.

La falta de voluntad para ceder, el orgullo, el egoísmo, las influencias de amigos (o amigas) que te dan "sus mejores consejos" y los conceptos de la vida moderna son solamente algunas de las fuerzas que te mueven a ser cada día menos tolerante, menos flexible y menos dispuesto(a) a luchar por tu matrimonio.

Decidimos competir a distintos niveles de fricción por lograr nuestros objetivos conscientes de la tensión que esto genera en la familia. Llegamos al extremo de no importarnos los sentimientos y aflicciones que causamos a nuestros pequeños hijos con riñas y peleas por mantener el control. Sin darnos cuenta, nuestro esposo o esposa lejos de ser el aliado se convierte en nuestro enemigo.

Finalmente, pareciera que es más fácil abandonar, huir, escapar y "seguir tu camino" antes que luchar por mantener la palabra de seguir juntos "hasta que la muerte los separe".

Talvez sea tiempo de volver a las sendas antiguas y recordar que el mayor regalo de seguridad emocional para nuestros hijos es ver a sus padres juntos, amándose y tolerándose superando las dificultades, conscientes de que nunca será fácil pero que lograrlo vale la pena. Puedes tener la seguridad que con el pasar de los años, tus hijos lo agradecerán y tu también.

Puedes ver la primera parte de este tema haciendo clic acá: Luchar por tu Matrimonio es de Alto Valor para tus Hijos

Otros temas para formar hijos exitosos:

Luchar por tu Matrimonio es de Alto Valor para tus Hijos

Publicado por 0 comentarios
Recientemente tuve que enfrentar con dolor la noticia de 2 amigos que han experimentado la separación en sus hogares.

No son los primeros y sé que no serán los últimos, pero por el aprecio que les tengo produjeron en mí un profundo sentimiento de tristeza.

Lo más irónico es que ambos son varones trabajadores, que aman a sus hijos y que han intentado un futuro mejor. Y estoy seguro que también estaban casados con mujeres grandes y valiosas. Aún así, pareciera que se cansaron de luchar por sus matrimonios.

Me atrevo a comparar el efecto de una separación con el mismo efecto devastador de un terremoto:
Las consecuencias familiares, legales, económicas y emocionales lastiman y hacen profundas heridas que tardan demasiado en sanar.

Y cuando reflexiono acerca de todo esto me pregunto. ¿Por qué los matrimonios de hoy en día son tan desechables? ¿Porqué pareciera que es tan fácil romper una relación de años y lanzar todo por la borda? ¿Qué hace que los hombres y mujeres busquen cada vez más la salida fácil?

¿Dónde han quedado los tiempos donde luchar y ceder era más importantes que "vencer"?
¿Te has dado cuenta acaso que tu cónyuge no es tu competencia?

Hoy más que nunca es imprescindible rescatar el valor del matrimonio. Porque un matrimonio sólido es de gran valor para tus hijos, para tu esposa, para ti mismo, para tu sociedad y para Dios.

"Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz y sígame"
(Mateo 16, 24)

(continuará en la 2da. parte)

Mientras tanto te puede interesar:

¿Qué hacer con el chico perezoso?

Publicado por 7 comentarios
El entorno actual de la vida moderna hace que muchas cosas sean demasiado fáciles de obtener. Y ello puede contribuir a que nuestros chicos se vuelvan perezosos.
Presionas un botón e instantáneamente cambias el canal de televisión. Utilizas una tarjeta de crédito para obtener en minutos el artículo que ves en la vitrina. Toma solamente unos segundos calentar tu almuerzo en el horno de microondas y basta con sentarse 5 minutos en Internet para enterarte de todos los acontecimientos nacionales e internacionales.

Ventajas increíbles del siglo XXI pero que inconscientemente pueden inducir hábitos y efectos negativos en el comportamiento de nuestros hijos:
  • Jóvenes cómodos que procuran el menor esfuerzo
  • Chicos que lo quieren todo rápido
  • Niños que no aprenden el valor de trabajar por lograr algo
  • Muchachos que no comprenden la importancia de la perseverancia
  • Jóvenes que se resisten al trabajo porque lo tienen todo
  • Chicos y chicas cada vez más perezosos
¿Que hacer cuando tu hijo denota pereza y resistencia a hacer el mínimo esfuerzo por algo?
¿Cómo manejar como padres la frustración de ver que pasan horas frente a la TV y hacen cada vez menos deporte?
¿Cómo promover en ellos la creatividad y el entusiasmo?
¿Cómo derribar esas barreras de comodidad en nuestros muchachos?
¿Cómo evitar que se vean destinados a una vida de fracasos por su falta de tenacidad?

La Respuesta: La Fórmula
Si realmente deseas formar en tus hijos un espíritu de esfuerzo, trabajo y perseverancia que les lleve al éxito en su vida adulta, estos son algunos consejos:
  1. No hagas todo por ellos. De acuerdo a su edad. Deja que ellos se esfuercen por sus propias necesidades como vestirse, comer, y hacer sus tareas.
  2. No ordenes totalmente su dormitorio. Enséñales la importancia de que lo suyo es también su responsabilidad y asegúrate que hagan su parte.
  3. No les compres todo lo que piden. Conceder todos sus deseos es la mejor manera de enseñarles a "no esforzarse" por obtenerlo.
  4. Enséñales a ahorrar. Ocasionalmente dales una mesada (pequeña cantidad de dinero) e ínstales a ahorrar para que puedan comprar lo que deseen.
  5. Apóyales con sus tareas escolares pero no las hagas por ellos. El apoyo es bueno pero hacer lo que les corresponde no trae buenos frutos.
  6. Reduce sus horarios de TV y motívales a hacer más deporte.
Y finalmente, cuando enfrentes una situación en la que tu hijo manifieste demasiada resistencia a hacer sus tareas o cumplir sus responsabilidades, la consigna debe ser: "si no haces lo que te corresponde, te puedo asignar más trabajo". Y cúmplelo. Talvez tengas que hacerlo las primeras veces pero pronto verás resultados.

Si tu hijo pequeño no quiere hace sus planas o llora para trabajar, asígnale otras 3 planas más.
Si tu hijo se resiste a ordenar su dormitorio, asígnale que también ordene la cocina.
Si se resiste a colaborar con los quehaceres de la casa, asígnale más responsabilidades.

Finalmente recuerda, la presión que ejerces cuando se hace con un objetivo claro, brinda excelentes resultados.

Otros temas de interés:

Cómo usar Facebook para Entrar al Mundo de tus Hijos

Publicado por 0 comentarios
Esta es la 3ra. parte de nuestra serie relacionada con el tema de las redes sociales y lo que todo padre debería saber.

En esta última entrega hablaremos acerca de cómo aprovechar el uso de facebook para conocer más sobre la vida social de tus hijos y utilizarlo como una herramienta para descubrir aspectos interesantes sobre el entorno y comportamiento de tus amados niños y jóvenes.

Cómo ya lo hemos mencionado en los artículos previos a esté, Facebook es una herramienta social muy popular utilizada cada vez más por adolescentes y adultos, por tres importantes razones:
  1. Es muy fácil de utilizar
  2. Es muy conocida y atractiva para los usuarios
  3. Es la más utilizada en Latinoamérica (en Español)
Así que si realmente estás intresado como padre y madre en entrar al mundo de tus hijos y conocer más sobre lo que hacen, viven y experimentan en este cybermundo, estos son los pasos:
  1. Crea una cuenta personal en Facebook. Es gratis y muy sencillo por lo que te tomará solamente unos pocos minutos. Este es el enlace para registrarte en Facebook.
  2. Regístrate con tus datos personales. Los datos que necesitarás básicamente son tu nombre y apellido, un correo electrónico y tu fecha de nacimiento. No sientas temor de dar tus datos reales pues son los únicos que te solicitarán. Incluso tu fecha de nacimiento es indispensable porque es una forma de controlar la edad del usuario y asegurar que el contenido sea apropiado para cada persona.
  3. Comienza a contactar a tus amigos. El programa te brindará asesoría para poder contactar a tus propios amigos y pode iniciar alguna interacción con ellos como intercambiar mensajes en el muro, ver fotos y comentarlas y recomendar a otros amigos.
  4. Coloca una foto personal. Es conveniente y no hay ningún problema en que coloques tu foto en tu perfil. Esto es normal en las redes sociales y puedes tener la tranquilidad de que no te expones en ningún momento y no hay riesgos pues es solamente un perfil para socializar.
  5. Busca el perfil de tu(s) hijo(s). Facebook te permite localizar personas por nombre y apellido. Puedes usar el buscador de amigos para ubicar el perfil personal de tus hijos y solicitar "hacerte amigo".
Una vez que hayas enlazado con el perfil de tu hijo(a) entonces podrás entrar al mismo y visualizar su interacción social permitiéndote descubrir:
  • El tipo de conversaciones con sus amigos
  • Quiénes son sus amigos más cercanos
  • Cuáles son sus temas favoritos (música, chicas, chicos, etc.)
  • A quién critican o quienes son criticados
  • Fotos de sus reuniones o fiestas
  • Fotos de sus amigos y amigas
  • Fotos de los amigos de sus amigos (recuerda que eso son las redes sociales)
  • Comentarios sobre fotografías y actividades
  • Enlaces y utilización de aplicaciones (programas) diversos
  • Pertenencia a distintos grupos
  • Que es lo que les "gusta" de acuerdo a la modalidad de facebook de hacerlo saber
Como puedes apreciar la lista de cosas que puedes descubrir al interactuar con tus hijos en las redes sociales es muy grande y te aseguro que encontrarás cosas interesantes acerca de su comportamiento usual o bien, probablemente descubras peligros o riesgos inminentes que aún estés a tiempo de proteger como:
  • Conversaciones inapropiadas
  • Amigos peligrosos o dañinos
  • El uso de su lenguaje
  • Relaciones amorosas (secretas)
  • Tendencias culturales, religiosas o políticas
  • Problemas escolares
  • Fiestas o reuniones que desconocías
Finalmente recuerda que además, cada vez que entres a tu perfil personal podrás recibir parcialmente algo de lo que tu hijo hace regularmente en la red permitiéndote mantenerte al tanto y como un beneficio adicional, aprenderás a hablar y comprender mejor su lenguaje virtual. Así que más que resistir el uso de las redes sociales debes ver en ellas una oportunidad para conocerles mejor.

Y por cierto, si alguién te llegara a sugerir que estás "invadiendo su privacidad", recuerda que nadie se hará responsable de tus hijos el día de mañana, por lo que esta clase de sugerencias deberían ser ignoradas.

¿Te ha interesado este tema? Gracias por compartirlo y ayudar a que más Padres aprendan a entrar responsablemente al mundo de sus hijos.

Otros temas relacionados:

Los Jóvenes y las Redes Sociales

Publicado por 0 comentarios
Siguiendo nuestra serie en la primera parte comenzamos hablando acerca de lo que todo Padre debe saber sobre las redes sociales.

En esta segunda, expandiremos sobre la importancia de conocer y entender la interacción de los jóvenes en las redes sociales.

¿Son malas las redes sociales?
Es justo decir que al igual que como ocurre con otros recursos y herramientas, en realidad las redes sociales pueden ser tan buenas o tan malas conforme el uso que se les de. El Internet por ejemplo es una de las herramientas más importantes del siglo XX. Sin el no podríamos hacer muchas cosas y la investigación no tendría los avances que tiene.

Pero el Internet, mal usado también puede tener efectos devastadores. En Internet puedes aprender a fabricar bombas, a consumir drogas a atacar personas o a traficar pornografía. Pero esto finalmente lo determina quién lo usa y allí es donde reside la importancia de conocer y educar adecuadamente a nuestros hijos en el uso de las herramientas virtuales.

Con las redes sociales podemos decir que son buenas cuando la interacción es sana, social, entretenida y puramente de relación con amigos, lo cual en la mayoría de casos es el objetivo primario de los jóvenes.

¿Qué hace tu hijo en Facebook?
En realidad, cuando vemos a nuestros jóvenes frente a la computadoras embelezados por horas y hasta manifestando una especie de ansiedad por "revisar su Facebook", pareciera como si algo estuviera fuera de control.

Los padres tendemos a pensar que talvez el muchacho está obsesionándose y excediéndose con la computadora y el Internet y que eso no debería permitirse. Por tanto, nuestra primera reacción "lógica" es prohibirles el uso e estos recursos.

Sin embargo, lo que necesitamos comprender es que estamos en épocas muy distintas a las de hace 30 o 40 años. Debemos reconocer que este es un siglo distinto y que los jóvenes interactúan de forma distinta.

Cuando ves a tu hijo en la computadora accediendo a Facebook o a su herramienta social favorita, en realidad lo que está ocurriendo es:
  • Está intercambiando información con sus amigos
  • Está haciendo nuevos amigos
  • Está buscando viejos amigos para interactuar con ellos
  • Esta viendo las fotos de amigos y familiares y haciendo comentarios sobre ellas
  • Está leyendo noticias
  • Está informándose acerca de actividades escolares
  • Puede además estar acordando con otros amigos el asistir a una reunión o ir al cine
  • Puede estar comentando los resultados de un juego de fútbol
  • O bien podría estar defendiendo la actuación de su equipo favorito
  • Puede estar bromeando con sus amigos y amigas
  • Puede estar completando tareas escolares
En fin , la lista es muy larga y podría continuar. Sin embargo, mi intención es crearte un cuadro que te permita dimensionar la importancia de las actividades de tus hijos en las redes sociales.

Y para finalizar esta parte, debes comprender que a diferencia de como crecimos tu y yo, nuestros hijos talvez no salgan tanto a la calle, o no comparten solo con el vecino de enfrente o conversan con sus compañeros de escuela solamente mientras reciben clases.

Todo esto ha cambiado.
Tu hijo puede tener más vida social de la que te imaginas.
La diferencia son los medios. Privar a tu hijo de utilizarlos, pude ser más dañino para su socialización que permitirle utilizarlos controladamente.

Continuaremos con la 3ra. Parte. Mientras tanto, porqué no te suscribes a HijosExitosos.com y recibes nuestros contenidos completamente gratis.

Otros temas de interés:

Lo que todo Padre debe Saber sobre las Redes Sociales

Publicado por 0 comentarios
Las redes sociales están de moda y tus hijos parecen cada día más "adictos" a ellas.

Facebook y Tiwtter parecieran las palabras más comunes de nuestro lenguaje actual. Pero, ¿Son las redes sociales buenas o malas para nuestros hijos?

¿Qué opinas tú como padre? ¿Te has detenido a conocer un poco más y descubrir qué son y para que sirven, las redes sociales?

Y es que más alarmante que el uso de los nuevos programas de socialización que los jóvenes utilizan, es el desconocimiento o (aún peor) la indiferencia que los padres tienen hacia ellas. Así que hoy hablaremos en un tema de 3 partes acerca de lo que todo padre y madre deben saber sobre las redes sociales en beneficio de sus hijos.

Que es una red social.
Básicamente una red social es un programa diseñado para que un grupo de amigos pueda interactuar a través del Internet. El más común y utilizado actualmente en Latinoamérica es Facebook.com, seguido por otros sitios no menos populares como Orkut.com en Brasil y Myspace.com

Estas redes originalmente fueron creadas con propósitos universitarios para conformar grupos de estudiantes y brindarles una plataforma amigable que les permitiera socializar. Sin embargo, su popularidad se extendió rápidamente hacia otros usos más abiertos como los que hoy en día conocemos.

A través de Facebook los jóvenes pueden conversar con sus amigos, compartir fotos con ellos, compartir pasatiempos con ellos como juegos, música, videos, etc. Adicionalmente, también pueden crearse grupos con intereses afines o simplemente participar en grupos que comparten ideologías similares.

Las redes sociales permiten conocer a otras personas por lo que expresan y los límites regionales prácticamente desaparecen. Así que tu hijo podría tener 200 o 500 amigos registrados en su perfil de Facebook de distintas nacionalidades, razas, niveles de estudio, creencias y metas.

Así que si piensas que tu hijo no socializa o te preocupa verlo frente a su computadora por horas, baja un poco la guardia y sigue aprendiendo acerca del complejo mundo de las redes sociales. Continúa en la 2da. Parte: Los jóvenes y las redes sociales.

Otros temas relacionados:

Hijos Exitosos Copyright © 2011 -- Template created by O Pregador -- Powered by Blogger