La Oportunidad en las Tareas Escolares

Publicado por
Las tareas escolares pueden parecer algo muy rutinario y algunas veces hasta tedioso, especialmente cuando los padres contamos con poco tiempo y muchas actividades.

Sino sabemos aprovecharlas, estaremos menospreciando uno de los mejores mecanismos para la formacion de los pequeños. Hoy te cuento cómo aprovechar las tareas escolares para hacer de tus hijos, hombres y mujeres preparados para enfrentar con éxito un mundo negativo y decadente.

Lo primero que debes saber es que el objetivo principal de las tareas escolares es el trabajo. Los niños necesitan apender la importancia de trabajar y esforzarse para lograr algo.

Durante el tiempo de tarea notarás que tus hijos experimentan diferentes actitudes y reacciones. No debes entrar en pánico ni perder el control (esto sería lo peor que puedes hacer). Por el contrario, siempre manten el control, la calma y dirige las cosas con sabiduría sabiendo que en este proceso estás forjando oro puro.

Si notas que tu hijo es resistente a la tarea, sugiérele que sino hace lo mínimo que se le requiere, le pondras doble trabajo. Y si es necesario, hazlo! Verás como lentamente desaparece la pereza.

Si tu hijo hace los trabajos mediocremente y sin esmero, es una buena oportunidad para hacerlo a su lado y ayudarle a hacer las cosas con más excelencia y calidad. Enseñale a trabajar limpio, ordenado y con gusto (cuan importante principio en el empleo y los negocios!).

Finalmente, asegúrate de formarles disciplina. Un horario sería adecuado y evita ser tibio con los recesos. Un descanso de 10 minutos por cada hora de trabajo es adecuado. Tampoco es recomendable la televisión o los videojuegos mientras trabajan pues representan una gran fuente de distracción que les estorba su concentración en la tarea.

Y nunca olvides, un buen abrazo y el reconocimiento a su esfuerzo, son el mejor motivador para un chico. La experiencia a tu lado, será lo que mejor recordarán con el paso de los años.

Hijos Exitosos Copyright © 2011 -- Template created by O Pregador -- Powered by Blogger