Palabras de Bendición para Tus Hijos

Publicado por 10 comentarios
Muchos padres cometen el grave error de dirigirse a sus hijos en forma despectiva y algunas veces hasta ofensiva. Casi siempre esto es por ignorancia, porque están enfadados o porque simplemente no se detienen a pensar en lo poderosas que son las palabras en la mente de las personas y sobre todo en los más pequeños.

Frases como "nada puedes hacer!", "eres un llorón" o "que feo te ves cuando haces eso", tienen tal impacto en la mente y corazón de un niño que aún pueden llegar a ser un problema para desarrollar una vida adulta plena y segura.

Hoy te comparto una serie de frases que puedes adaptar a tu vocabulario para enriquecer y fortalecer la autoestima y la seguridad personal de tus pequeños amados. Y si algo debes tener por seguro, es que hablar positivo siempre te dará mejores resultados a largo plazo en la formación de tus hijos.


  1. "Lo estás haciendo bien hijo, sigue adelante!" (esfuerzo)

  2. "Si algo no sale bien, simplemente vuelve a intentarlo" (perseverancia)

  3. "No importa lo que pase, siempre te amaré" (amor incondicional)

  4. "Tu eres importante para esta familia" (pertenencia)

  5. "Que bendición que Dios te haya hecho parte de nosotros" (familia integrada)

  6. "Te anhelabamos desde antes que nacieras" (autoestima)

  7. "Cuando crezcas seguro que te irá bien" (visión de éxito)

  8. "Eres muy creativo, me encanta cómo dibujas" (o cantas, o bailas, etc.)

  9. "Si te corrijo es porque te amo y deseo que seas un hombre (o mujer) de bien" (disciplina con amor)

  10. "Wow eres muy inteligente, seguramente lograrás todo lo que te propongas" (seguridad)

Estas son solamente algunas sugerencias de frases que puedes expresar a tus hijos y que sabemos que ayudarán a fortalecer su seguridad emocional y autoestima. Puede haber muchas más ya que cada ocasión es una oportunidad para sembrar en su crecimiento.


Otros temas relacionados:

Como Tratar con El Niño Llorón

Publicado por 11 comentarios
Están por todas partes. En el supermercado, en la juguetería, en la tienda de dulces, en el parque y por supuesto en casa.

Son niños o niñas que lloran desesperadamente, se tiran al suelo, patalean, gritan, reclaman y hasta sufren por lograr que sus padres les concedan sus deseos.

Como dice la publicidad: "talvez has visto alguno cerca de ti".

Pues bien, hoy hablaremos del niño llorón. Generalmente son niños dulces, amorosos, alegres y totalmente controlables hasta el momento en que están en el supermercado frente al juguete que desean y que no estás dispuesto a comprarle. Es allí cuando comienza el sufrimiento de los padres.

El proceso:

  • Primero lo pedirá amablemente: "¿ mamita me lo comprarías ?"

  • Luego ante la negativa, entonces rogaran: "por favor, compramelo, me gusta mucho y siempre he querido uno de esos, porfa, porfa!! di que si porfa !!"

  • Si papá o mamá no acceden a sus ruegos, entonces sigue la técnica de reclamar: "papá comprámelo, digo que me lo comprés"

  • >Talvez algo de chantaje emocional: "tu no me amas, eres mal papá porque no me compras lo que yo quiero..." (inicia el lloriqueo cuando ve que no cedes tan facilmente).

  • Si todo esto no funciona, comenzará el llanto: "quiero ese carrito, comprmáelo papito, no seas malo".

  • Y finalmente, después de 2 minutos de intentos fallidos estallará en una incontrolable >tomernta de sufrimiento: gritos, llantos, alaridos, pataleo, se tira al suelo. En este punto no te escuchará. No atenderá a tus órdenes y no le importará que todo el mundo esté viendo lo que ocurre. No tiene problemas con el orgullo sino que quiere lograr a cualquier precio lo que desea.

Tu como padre tienes 2 alternativas: cumplir su deseo para no ver el espectáculo o bien mantener firme tu posición de no comprar un juguete o una golosina que en ese momento no tenías planeado o simplemente no consideras conveniente comprarle.


El error más grande que muchos padres cometen es ceder ante el estallido de llanto. Es muy fácil sacar un billete y comprar "tu tranquilidad". Pero no están concientes del enorme daño que esto provoca en sus pequeños. Si lo analizas detenidamente le estás enseñando a que puede lograr que le concedas "cualquier cosa" siempre, si hace el suficiente escándalo para coaccionarte.


El problema es que el mundo no funciona así. Un día estará en la escuela, en el trabajo, en la universidad, en la empresa y entonces descubrirá con dolor que la maestra, el jefe o el catedrático no estarán tan dispuestos como tú a soportar y conceder todos sus deseos a su simple lloriqueo.


El niño llorón se forma en casa. No adquire esta clase de comportamiento de un día a otro. Comienza un día llorando levemente por algo y recibiendo una respuesta de parte tuya. Luego gradualmente descubrirá que entre mayor es el despliegue de llanto, más facilmente obtendra lo que desea de tu parte hasta convertirse en un niño rebelde que resiste todas tus decisiones.


Como un efecto secundario, cada vez tendrás menos control y menos respeto como padre. Pues tu palabra perdera valor pues tu hijo descubrira que no importa si dices que no, el puede lograr un "si" con su llanto.


Una disciplina consistente y un niño emocionalmente estable es producto de saber decir NO y mantenerlo o bien decir SI y mantenerlo (aún cuando alguna vez puedas equivocarte). Esto le brindará seguridad de tener un padre firme y el beneficio será mucho mayor a la larga pues su comportamiento en cualquier área de su vida, será seguro y respetuoso.


Desde luego, debemos aprender como padres a diferenciar entre el buen llanto y el mal llanto. Cuando se lastima, cuando necesita consuelo o cuando tiene algún dolor de estomago o algo similar desde luego debemos atender con prontitud y tratar de determinar sus verdaderos motivos. Cosa muy diferente al llanto por rebeldía.


Otros temas de interés:

5 Consejos para Ser Mejor Padre

Publicado por 14 comentarios
He escuchado muchas veces la expresión "No se estudia para ser Padres", y aunque es cierto hasta cierto punto, considero que la experiencia de la paternidad no debería ser una cuestión de "prueba y error" donde nuestros hijos sean el conejillo de indias.

Talvez en la antiguedad era muy difícil que alguien te enseñara cómo educar a tus hijos con sabiduría, pero hoy, en este siglo, con tanta irresponsabilidad y libertinaje, hay aún más necesidad de aprender cómo guiar a nuestro pequeños hacia una vida exitosa.

Hoy, te comparto 5 consejos que pueden hacer de tu experiencia personal en la educación de tus hijos, algo muy gratificante.

  1. Aprende a escucharles. Si hay algo que fortalece la confianza que tus hijos depositan en tí es que aprendas a escucharles. Trata de atender y entender sus necesidades cuando te las expresen. Aún cuando sus charlas o peticiones puedan parecerte "insignificantes" recuerda que para ellos tienen mucha importancia. Un par de tenis nuevos, un juguete o una riña con un amigo son temas que ellos necesitarán expresarte.

  2. Comparte tiempo de calidad con ellos. Aparta tiempo especial para compartir con tus hijos. Existe tiempo familiar y tiempo personal. Ambos son importantes. Ir a algún lugar juntos, conversar, divertirse y reírse son terapias muy saludables para toda relación.

  3. Respeta a tu Esposo(a). No hay algo que haga niños y jóvenes más seguros que el respeto entre papá y mamá. Hablarse con respeto, tratarse con amor y llevar una relación afable, transmiten identidad y seguridad a los hijos. Por el contrario, las faltas de respeto hacen que ellos se sientan menos comprometidos a cumplir con tus "reglas" en la vida.

  4. Expresales tu cariño. Un abrazo, un beso o una caricia constante, son expresiones que todos los seres humanos necesitamos. Talvez tu te consideres una persona inexpresiva porque así te formaron, pero eso no impide que puedas ser diferente y expresar mejor tu amor hacia tus seres queridos. Cuándo fue la última vez que abrazaste a tus pequeños. Cuándo fue la ultima vez que tuviste una agradable "luchita" con ellos. Te aseguro que les encantará.

  5. Diles lo especiales que son. No hay persona en este mundo que no necesite escuchar lo agradable y especial que es para alguien más. Tus hijos necesitan saber que los consideras únicos. Tu esposa necesita saber que la amas. No basta con asumirlo, es importante decirlo. Dile a tus pequeños que tu amor es incondicional, que no depende de sus buenas notas. Exprésate y hazlos sentir amados.

Pon en práctica estos simples pero grandes consejos y pronto veras grandes frutos en la relación con tus hijos.

Cómo Enseñar a Tu Hijo sin Sermonear

Publicado por 0 comentarios
¿ Alguna vez has alzado tu voz a tu hijo diciendo algo como esto ?:

"Muchacho, cuantas veces te he dicho que tienes que cambiarte
de ropa antes de salir a jugar con tus amigos. Claro!, como tú no lo haces no te importa ni te interesa cuán difícil es lavar la ropa. No quiero que esto vuelva a suceder. Ya te lo he dicho antes y no quisiera tener que dar la queja a tu papá para que el te discipline. O aprendes por las buenas o aprendes por las malas. Estoy cansada de repetirlo una y otra vez. Estas creciendo y necesito que seas más responsable. Aprende de tu hermana que es más considerada y cuida mejor sus cosas. Así que ve inmediatamente a tu cuarto, te cambias esa ropa y no quiero que ésto vuelva a suceder!!!."


Si tu respuesta es afirmativa. Seguramente eres un padre o madre que acostumbra "sermonear" a tus hijos. Hábito que deja muy pocos resultados positivos. Si lo que realmente deseas es que tu hijo aprenda y te escuche, hoy te damos algunos consejos.

En primer lugar, debes saber que los sermones no son efectivos porque a nadie nos gusta que nos disparen una ráfaga de reprensiones, consejos y ordenes sin mediar palabra para al menos preguntar: ¿Porqué hicimos lo que hicimos?

Y tus hijos no son la excepción. Si tu acostumbras a "corregir" con sermones, debes saber que tarde o temprano tus hijos simplemente cerraran sus oídos a tus palabras.

Pero si lo que realmente deseas es enseñar sanamente, disciplinar integralmente y que tus hijos sean mejores, te recomiendo:

  • Antes de sermonear, pregunta: ¿ que ocurrió ? ¿ olvidaste las instrucciones ? ¿ tienes alguna buena explicación ? Esto dará la pauta para que al menos puedas escuchar y meditar previo a reprender.

  • Observa. Tus hijos aprenden y reaccionan de distintas formas según sus temores, emociones, nivel de energía y ello puede llevarles a responder de formas que a ti pueden parecerte desobediencia o rebeldía. Si aprendes a observar su comportamiento podrás ser más sensible a porqué se comportan como lo hacen.

  • Reprende sin ira. Uno de los más grandes errores es reprender, castigar o "disciplinar" con enojo. Hablar desmedidamente, gritar, hacer aspavientos e imponerte, son solo muestras de tu debilidad y falta de control.

  • Serénate. Manten el control y habla templadamente. Explica a tus hijos lo que esperas de ellos y asegúrate que lo comprendan mejor. Trata de dar instrucciones claras. Muchas veces tu hijo simplemente puedes ser que no esté comprendiendo lo que realmente esperas de él o ella. Comunicarse adecuadamente es una prueba de madurez de tu parte.

  • No seas emocional. No reacciones con desesperación, enfado o alteración. Manten la calma y entonces te escucharán mejor y con más respeto que si simplemente dices "lo que siempre dices".

  • Si debes disciplinar y estás seguro que la situación lo amerita, simplemente hazlo y tu hijo asimilará de mejor manera que si solamente sueltas una ráfaga de palabras y no disciplinas consistentemente.

  • Finalmente, sobre todas las cosas, recuerda que si estas enseñando y discipulando a tu hijo, debes hacerlo con amor. Tus palabras, frases y ademanes deben transmitir amor. Si tu pequeño comprende que lo que deseas es para su bien, para que sea una mejor personas y no un simple regaño, lo absorberá con mayor facilidad y los resultados serán positivos.

Recuerda, tus hijos son seres en desarrollo. Si logras captar su atención cada día y que ellos te escuchen cuando lo necesitas habrás ganado un enorme espacio en el camino de la formación de hijos exitosos.

Otros temas de interés:

Hijos Exitosos Copyright © 2011 -- Template created by O Pregador -- Powered by Blogger